TESTIMONIOS

MARIA DE LOURDES RUIZ

 

Encontrar en la vida una amiga como Marcia es una fortuna!  Disfrutar de su amistad a lo largo de muchos años, es un privilegio!  Y yo soy una mujer afortunada y privilegiada!  Describirla no es una tarea fácil, porque Marcia es una mujer íntegra, inteligente, positiva, trabajadora incansable, generosa, entusiasta, emprendedora, estudiosa permanente, amiga incondicional y muy, muy humana. Madre con visión de futuro, esposa interesada permanentemente en mantener y hacer crecer su relación, administradora admirable… ¡quién no quiere tener una amiga así! ¿Quién no desea contar con una mujer de estas dimensiones? 
Pero no es aquí donde termina el horizonte… pues como psicóloga y como terapeuta, como instructora de cursos y como consteladora, Marcia es una joya invaluable.


Yo he tenido la dicha de asistir a las “Constelaciones Familiares” que ella dirige y he vivido la experiencia personalmente. Considero, que llevar un grupo en Constelaciones es una tarea difícil, de gran responsabilidad y delicada, por todo lo que conlleva.  Y Marcia lo logra de forma profesional, humana y exitosa.


No me detengo en cada uno de los cursos que imparte, porque ocuparía muchas páginas, pero quiero constatar que cada uno, de los muchos que realiza, es un curso estudiado a fondo, con mezcla de conocimientos y vivencias múltiples y sobre todo, que deja huella, una huella que lleva a quien lo aprovecha, a cambios importantes y positivos en su cotidianidad.
Gracias Marcia, por ser cómo eres, por ser lo que eres y gracias especialmente por ser mi amiga, por darme un lugarcito en tu corazón y permitirme disfrutar de todo lo que he aprendido a tu lado.