HIPNOSIS CLÍNICA

La llave hacia el inconsciente"

La hipnosis clínica es un instrumento muy potente y eficaz, que utiliza los recursos internos de la persona. 

Se lleva al individuo a través de una profunda relajación, donde la persona se encuentra concentrada y receptiva al trabajo terapéutico, logrando acceder al inconsciente, en donde las sugestiones que se dan ayudan a sanar. 

Con la hipnosis se puede: 

  • Reducir la ansiedad

  • Aumentar la concentración y atención

  • Mejorar el rendimiento de la memoria

  • Elevar la autoestima positiva

  • Dejar de fumar

  • Bajar de peso

  • Tener una actitud positiva

Existen muchos mitos e ideas erróneas alrededor de la hipnosis, causadas por programas de televisión y espectáculos, así como por algunos profesionales de la salud que desconocen lo que es la hipnosis.

 

Como consecuencia de estos mitos, se cree que la persona que está en hipnosis, pierde la conciencia y la voluntad, que es una forma de  sueño,  que se está bajo el control del hipnotizador, que se olvida todo mientras está en trance, o que las personas hipnotizables son mentalmente débiles o incultas.

 

En realidad, se trata de lo contrario,la persona hipnotizada escucha perfectamente lo que dice el terapeuta, en un gran estado de concentración. No está dormida, tiene intacta la voluntad, hasta el punto de que si no quiere ser hipnotizada, no va a entrar en trance. Se mantiene conservada en todo momento, la capacidad de tomar decisiones y nunca se hará nada que no se desee. No será aceptada ninguna sugestión que vaya en contra de los intereses del hipnotizado, ya que si esto se intentara, la persona saldría automáticamente del trance.

 

La mayoría recuerda todo o casi todo lo que se le dijo en el trance, a no ser que terapéuticamente se necesite crear una amnesia mediante sugestiones, en algunos casos se produce una amnesia espontánea y sobre todo cuando se llega a niveles muy profundos. 

Las personas con mayor nivel de atención, concentración, imaginación y capacidad de visualización son las que más fácilmente pueden ser hipnotizadas y no como erróneamente se cree como “mentes débiles”.

 

En resumen,la hipnosis es un estado voluntario y confortable, con diferentes grados de profundidad, caracterizado por una reducción de la actividad periférica, en el que se mantiene una concentración especial, con una suspensión voluntaria de la capacidad analítico lógica propia del hemisferio izquierdo cerebral.

Se favorece que el inconsciente de la persona genere sus propios recursos creativos y obtenga una solución para sus  problemas.